Sin categoría

Siguen los operativos de inspección de comercios.

Se registraron nuevas clausuras. La falta de habilitación municipal es el principal motivo.

 Entre distintas áreas del Municipio local y de manera conjunta, comenzó durante la semana pasada un nuevo operativo de inspección de comercios de nuestra ciudad, que se suma a los tantos que se vienen realizando, de un prolongado tiempo a esta parte.

Se registraron, al menos, cinco clausuras de importantes comercios locales, todos ellos con un común denominador: la falta de habilitación municipal.

La mayoría de estas explotaciones fueron clausuradas en el acto. No obstante, una de ellas, fue intimada a presentarse en un tiempo perentorio a regularizar su situación frente a la administración local, lo que no ocurrió, con lo cual tuvo que ser también clausurada, ad referéndum del Tribunal de Faltas Municipal en el transcurso de la presente semana.

Se trata de un predio ubicado sobre ruta AO12, a escasos metros de la autopista Rosario Santa Fe, en dirección a la localidad de Ricardone, compuesto de varios galpones, en dos de los cuales funcionaba un lavadero clandestino de camiones y un depósito de maquinarias, respectivamente, los cuales fueron clausurados, dada la reticencia de sus titulares a presentarse ante la administración a poner en orden su situación.

Debido a que los operativos continuarán, no se descarta la posibilidad de radicar las correspondientes denuncias penales, de corroborar que los comercios sancionados, han continuado con sus tareas, más allá de la dura sanción y la advertencia por parte de los inspectores municipales.