Sin categoría

Se están remitiendo sesenta motos por día al corralón municipal

Más del setenta por ciento provienen de ciudades vecinas. Desde el Municipìo reclaman políticas conjuntas con localidades aledañas.

La intensificación de la política de controles vehiculares por parte del Municipio, ha encontrado en los últimos días su punto más alto con la realización de entre tres y cuatro operativos diarios en diferentes puntos de la ciudad. Como resultado de esto, han sido remitidos al corralón numerosos vehículos, chatas y transportes de personal a fábrica pero fundamentalmente una enorme cantidad de motocicletas a las que se les han detectado múltiples irregularidades.

Según informó el Secretario de Gobierno, Iván Ludueña, en los controles llevados a cabo a lo largo de la última semana fueron retenidas a razón de veinte motocicletas por operativo, en un 75 por ciento provenientes de localidades aledañas. El funcionario atribuyó este fenómeno a la poca frecuencia con que estas medidas se efectúan en algunas ciudades vecinas, y en tal sentido, reclamó la instrumentación de políticas conjuntas.

“Siempre he dicho que a estas políticas debemos coordinarlas con los municipios vecinos porque entre el setenta y el ochenta por ciento de las motos remitidas son de afuera” dijo Ludueña y añadió que días atrás entabló contacto con el excomisario Ariel Córdoba para implementar operativos coordinados con el municipio de Fray Luís Beltrán.

En virtud del enorme caudal de vehículos incautados, la capacidad de almacenamiento  del corralón se encuentra “al límite”, razón por la cual prevén realizar, antes de mitad de año, un nuevo remate de motos con aquellos rodados, que tal como establece la ley, no hayan sido reclamados en un plazo superior a los seis meses.

Las irregularidades más recurrentes en los motociclistas son la falta de carnet habilitante, patente, seguro y elementos de seguridad, además de las infracciones espontáneas detectadas por los inspectores.

El Secretario sostuvo que es vital reducir considerablemente estas desobediencias en virtud de la magnitud que ha adquirido la circulación vehicular en San Lorenzo, la ciudad con mayor concentración de vehículos per-capita en la provincia.

En esa dirección, expresó que la política de controles no está movilizada por otro interés público que no sea el de la concientización ciudadana. “Estamos tratando de formar conciencia y de sostener en el tiempo este tipo de controles porque creemos que es la única forma de generar la cultura del cumplimiento de la que hablamos” manifestó Ludueña y sentenció: “Esta política es inmodificable, podrá intensificarse como única forma de variación”.

Además, el titular de Gobierno aseguró que la problemática del tránsito se está abordando integralmente, no solamente en la faz represiva, sino también en materia preventiva y educacional.

“Estamos llamando a licitación para la adquisición de siete u ocho equipos de semaforización, entre ellos, algunos de precaución para las escuelas. Se van a dar cursos a directivos y docentes y seguimos con las charlas de concientización en establecimientos educativos, así como también en las empresas privadas”, puntualizó.