DestacadoGráficasSin categoría

San Lorenzo vacunó al 100 por ciento de la población objetivo en la campaña contra el sarampión

Por diciembre 20, 2018Sin comentarios

Mediante un intenso trabajo de campo realizado por la Secretaría de Salud Municipal, fueron vacunados los 3.195 niños y niñas de entre 13 meses y 4 años, 11 meses y 29 días de vida que habitan en la ciudad.

La Secretaría de Salud de la Municipalidad informó que, en la última semana de la Campaña Nacional de Vacunación contra el Sarampión y la Rubéola, San Lorenzo vacunó al cien por ciento de su población objetivo compuesta por 3.195 chicos y chicas de entre 13 meses y 4 años, 11 meses y 29 días de vida.

El logro se alcanzó a partir de una intenso trabajo de campo realizado por el equipo del área local, que incluyó búsquedas activas puerta a puerta, en instituciones y eventos masivos. De este modo se colocaron las dosis suplementarias que la Nación envió a los efectores locales con el propósito de prevenir la aparición de nuevos casos de sarampión.

La subsecretaria Susana Diana destacó la magnitud de la labor realizada, que obtuvo un reconocimiento por parte del Ministerio de Salud de la provincia. “Con el propósito de evitar oportunidades perdidas, encaramos una importante campaña informativa, recorrimos los barrios y participamos de actividades con gran marco de público para llegar con el mensaje y, eventualmente, colocar la vacuna”, añadió la funcionaria, que además agradeció “la invalorable colaboración de instituciones de la ciudad”.

El sarampión, la rubéola y sus riesgos

El sarampión es una enfermedad infecciosa exantemática como la rubéola o la varicela, causada por un virus, específicamente de la familia paramyxoviridae del género Morbillivirus. Se caracteriza por típicas manchas en la piel de color rojo (exantema) así como por la fiebre y un estado general debilitado.

En algunos casos de complicaciones, el sarampión causa inflamación en los pulmones y el cerebro, que amenazan la vida del paciente.

Su período de incubación usualmente dura de 4 a 12 días, durante los cuales no hay síntomas. Las personas infectadas permanecen contagiosas desde la aparición de los primeros síntomas hasta los 3-5 días después de la aparición del sarpullido.

El diagnóstico se hace por el cuadro clínico y la detección de anticuerpos en la sangre. No existe terapia específica para el tratamiento de la enfermedad, aunque se puede la puede prevenir mediante la administración de la vacuna contra el sarampión.

Con la vacunación contra la rubéola se busca principalmente evitar el síndrome congénito. Este ocurre cuando el virus de la rubéola en la madre afecta al feto en los primeros 3 meses del embarazo. Después del cuarto mes, si la mujer tiene una infección de rubéola, es menos probable que la infección ocasione daños al feto.

La cantidad de bebés que nacen con rubéola congénita es mucho menor desde que se desarrolló la vacuna.

Las mujeres embarazadas que no estén vacunadas y que no hayan padecido la enfermedad están en riesgo de infectarse e infectar a sus bebés nonatos.