Sin categoría

Ponen en marcha programa de monitoreo de aire en el cordón industrial

Por octubre 23, 2013Sin comentarios
Cuatro estaciones ubicadas en Puerto y General San Martín ya efectúan mediciones que son publicadas en la página web de la Provincia. De la iniciativa participan la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia, municipios y comunas de la región, empresas e instituciones académicas. 

El Intendente Leonardo Raimundo participó ayer martes del lanzamiento del programa de monitoreo continuo de calidad de aire para el cordón industrial que se llevó a cabo en la sede de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo. Cuatro equipos ubicados en la vecinal de Barrio Bouchard y la Municipalidad de Puerto General San Martín medirán la contaminación ambiental y remitirán los datos a la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia. Luego, los datos serán publicados en el portal web del gobierno provincial (www.santafe.gov.ar)
La iniciativa, que ya se encuentra en ejecución, propone una acción conjunta entre los estados locales y provinciales a través de sus secretarías de medio ambiente, la entidad gremial-empresarial, el Instituto Beppo Levi y la Universidad Tecnológica Nacional, que serán las instituciones encargadas de procesar las estadísticas.

El proyecto persigue tres objetivos centrales: la planificación de acciones destinadas a mejorar y preservar la calidad de aire de las localidades, la implementación de un sistema integral de vigilancia y predicción sobre la contaminación atmosférica y obtener un sistema integral de formación de los datos obtenidos por el sistema de vigilancia, que se publican a través de la página web de la provincia.
La presentación contó con la presencia del Ministro de Aguas y Medioambiente Antonio Ciancio, el Secretario de Medioambiente provincial César Máckler, empresas del cordón y los intendentes de cada una de las ciudades que abarca el programa, desde Capitán Bermúdez hasta Timbúes; autoridades municipales y provinciales.
En diálogo con la prensa, el Subsecretario de Planificación Ambiental, Edgardo Seguro, expresó: “Estos datos van a ser en principio monitoreados por el Instituto Beppo Levi con la asistencia de la UTN para ser transmitidos a la secretaría de medio ambiente que los hará públicos, ya que las personas podrán saber qué pasa minuto a minuto”. Y añadió: “Con esta información se podrá chequear la salud de la población y si existen problemas a raíz de la calidad de aire, podrán ser detectados, algo que antes era imposible”.
El proyecto tardó más de dos años en implementarse debido a la política de restricción a las importaciones dispuesta por el gobierno nacional.
Se trata de dos estaciones de monitoreo de gases compuestas de sensores electroquímicos de S02, Dióxido de azufre, con adquisición y transmisión de lectura directa; un sensor de fotoionización PID para VOCs, compuestos orgánicos volátiles, sensores electroquímicos de CO y monóxido de carbono. También funcionarán dos estaciones de monitoreo de partículas en suspensión, Pm10 con una medición de tiempo real y un muestrador de partículas de aire TSP PM10 y PM2.5, que están relacionados a las industrias cerealeras.
Funcionamiento del sistema
Los cuatro gabinetes, ubicados en la Municipalidad Puerto San Martín y en la vecinal de barrio Bouchard en San Lorenzo, reportarán las mediciones a un servidor que a su vez enviará esos datos a la provincia y al grupo de monitoreo que evaluará los desplazamientos de la calidad de aire.
Simultáneamente, la estación meteorológica ubicada en la Cámara de Comercio permitirá cruzar los datos de la calidad de aire con los meteorológicos. Estos equipos estarán ubicados durante cuatro meses en estos dos lugares y luego serán reubicados en otros puntos para tomar nuevas muestras.

“Muchas veces hemos actuado en temas puntuales, hemos medido sin darle continuidad y eso no sirve. Lo importante es haber seguido con este proyecto a pesar de todas las dificultades, en un logro de lo que uno siempre reclama: la articulación entre lo público y lo privado”, expresó el Ministro Antonio Ciancio.
Por su parte, Raimundo destacó que el proyecto no tiene una finalidad sancionatoria hacia las empresas, aunque podrán cobrárseles multas en caso de que se detecten “picos” de contaminación. “No hay otro lugar de la Argentina donde se implemente un sistema de control de esta envergadura. El sentido de la acción estatal es tener un control permanente y estadístico y poder aplicar políticas de remediación”, concluyó el mandatario.