DestacadoGráficasSin categoría

Otro hijo del Pino Histórico fue podado para asegurar su correcto desarrollo

La poda de formación y escamonda se realizó en el ejemplar ubicado en el Pórtico del Campo de la Gloria. Trabajos del mismo tipo se efectuaron semanas atrás en el retoño que crece junto a su padre y en el del patio del Complejo Museológico.

La Dirección del Complejo Museológico, junto a personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, realizó una poda de formación y escamonda en el hijo del Pino Histórico que crece en el Pórtico del Campo de la Gloria.

El director del Complejo, Aníbal Fernández, el ingeniero agrónomo Rubén Coniglio y el ingeniero forestal de la Estación Experimental de Oliveros del Inta, Francisco Cardozo, estuvieron a cargo de las tareas efectuadas con el propósito de “disciplinar el futuro porte del ejemplar y robustecer su crecimiento y desarrollo”.

La poda de formación debe realizarse cuando el árbol es joven, con el fin de establecer un tronco fuerte y con ramas estructurales suficientemente robustas, por lo general orientadas hacia el exterior en todas direcciones y adecuadamente espaciadas a lo largo del tronco, formando futuramente el esqueleto del árbol adulto. De esta manera los ejemplares jóvenes, correctamente formados, desarrollan una estructura resistente y con menos necesidades de poda correctora a medida de que se hacen adultos.

Cabe recordar que semanas atrás se llevaron adelante trabajos del mismo tipo en el retoño que crece junto a su padre y en el ubicado en el patio del Complejo Museológico.