Sin categoría

MUNICIPALIDAD PROMUEVE Y LIDERA CONTROLES EN TRANSPORTE DE GRANOS

Detección de insecticida peligroso en camiones con cereal.
En una acción conjunta entre la Coordinación de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Lorenzo, la Dirección de Sanidad Vegetal de la Provincia, la Dirección de Medio Ambiente de Puerto San Martín y la Unidad Regional XVII, se detectó un caso positivo a la presencia de fosfina durante un control por muestreo sobre vehículos de carga que circulaban por la Ruta Provincial Nro. 10 al Norte de la ciudad.

***

Durante el operativo, llevado a cabo el pasado lunes 30 de marzo, se comprobó que uno de los veintidós transportes inspeccionados se encontraba en proceso de desinsectación con plaguicidas a base de fosfuro de aluminio (fosfina). El caso de este camión cargado con maíz, proveniente de Laboulaye (Córdoba) con destino a una planta de procesamiento en Puerto General San Martín, fue debidamente denunciado a la Justicia.

El Coordinador de Medio Ambiente de San Lorenzo, Andrés Stella, explicó que “las fosfinas son sustancias utilizadas como insecticidas en los lotes de cereales y no revisten mayor inconveniente ni riesgo, si son aplicadas apropiadamente”. “Lo que no está permitido por la legislación local al respecto es la fumigación en los camiones”, aclaró. Este proceso “debe realizarse en origen o en los silos de acopio”, dijo el Ingeniero Stella, a la vez que detalló que la detección de fosfinas en los vehículos indica sin lugar a dudas que se está en presencia de una irregularidad, al menos, en el proceso de desinsectación.

Asimismo, el funcionario resaltó que éste es “un producto empleado a nivel mundial y que está totalmente permitido”. Por otro lado precisó que “si bien la fosfina es termosensible, por lo que no es un compuesto persistente y se degrada en unos días, debe ser utilizada apropiadamente para minimizar los riesgos”.

Lo que sucede en ocasiones es que se intenta tratar en el mismo camión una carga rechazada en destino por encontrarse infestada por insectos, poniendo en riesgo la salud del chofer, en primer lugar y también la de otros que puedan exponerse a los gases tóxicos.

Le decisión de realizar los controles surgió cuando aparecieron restos de cápsulas de fosfuro de aluminio, luego de la limpieza de boquillas que algunos camiones realizaban una vez descargado el cereal en destino. El fosfuro de aluminio se presenta de manera sólida y reacciona con la humedad de los granos liberando el gas insecticida (fosfina).

El riesgo para la población se debe a dos posibilidades: a la propagación del gas insecticida que puede estar activo en algunos camiones, por un lado, y a los restos de fosfuro de aluminio sólido desechados al finalizar el proceso que pueden seguir reaccionando y desprendiendo material activo, por otro.

Por estas razones y “debido a la afluencia masiva que tiene la ciudad de vehículos con este tipo de mercadería, se ha tomado la decisión de promulgar una legislación y se han comenzado a realizar controles sobre la base de esa legislación”, concluyó el Coordinador de Medio Ambiente.

Según comentarios de algunos participantes del operativo, se conoce que la recepción de los choferes a la iniciativa ha sido muy buena, ya que la gran mayoría de ellos sabe de los riesgos y la peligrosidad de estas prácticas.

Se prevén más controles en los accesos a la ciudad por la Ruta Provincial Nro. 10 y la Ruta AO12 con la intención de prevenir el ingreso de camiones en infracción a San Lorenzo y Puerto San Martín, y también como medida de disuasión hacia los productores, acopiadores y transportistas que no cumplan con la legislación vigente.

Parte de Prensa Nº 634
San Lorenzo, abril de 2009.-

Andrés Stella, Coordinador de Medio Ambiente (Municipalidad de San Lorenzo).

Fosfina

La fosfina, fosfamina, fosfuro de hidrógeno o hidrógeno fosforado, es un gas incoloro que se reconoce por su olor a ajo o pescado podrido. Es altamente inflamable y se usa habitualmente como insecticida en granos almacenados.

La forma de exposición más probable a fosfinas es por inhalación y la exposición aguda a este gas produce dolor abdominal, náuseas, vómitos y excitación. La exposición a niveles más altos puede producir debilidad, bronquitis, edema pulmonar, convulsiones y llevar a la muerte.

A su vez, la exposición prolongada a bajos niveles de fosfina puede producir anemia, bronquitis, efectos gastrointestinales, y problemas motores, de la vista y del habla.

(fuente: Wikipedia)