Sin categoría

Los resultados positivos de una labor permanente

A través del Programa Municipal de Salud Reproductiva, en 2011 se atendieron gratuitamente cinco mil consultas, se entregaron catorce mil métodos anticonceptivos y se realizaron múltiples estudios médicos. Hace cuatro años que en los centros de salud locales no se detecta ningún caso de cáncer de cuello de útero. 

“Nosotros no hacemos campañas, llevamos adelante una tarea continua que consiste en un seguimiento constante de nuestras pacientes” remarca al explicar la metodología de trabajo del Programa Municipal de Salud Reproductiva, su Coordinardor, el Doctor Germán Oviedo. Indudablemente, es éste uno de los factores explicativos del éxito del plan implementado hace ocho años, así como también la idoneidad y entrega de los profesionales que lo integran y el trabajo conjunto e integrado entre Municipio, Provincia y Nación.

A través del Programa de Salud Reproductiva, a cargo de la Secretaría de Salud local, en 2011 se atendieron, gratuitamente, cinco mil consultas, se entregaron catorce mil métodos anticonceptivos y se realizaron un sinnúmero de pruebas de papanicolau, ecografías y senografías.

Además, los profesionales efectúan actividades de consejería a jóvenes, practican ligaduras tubarias y vasectomías y el año pasado, por primera vez, realizaron la vacunación para la prevención del HPB (causa principal de cáncer de cuello de útero) en niñas categoría 2000.

En este sentido, Oviedo destacó que desde 2007 no se ha detectado ningún caso de cáncer de cuello de útero en las tres mil mujeres sin cobertura sanitaria que anualmente se acercan a los centros de salud de la ciudad para realizarse los chequeos. Para profundizar este rumbo, desde el equipo de salud reproductiva se han planteado como un objetivo impostergable llevar la atención a las cinco mil mujeres sanlorencinas que se encuentran en situación de riesgo social.

“Estos resultados se explican por la tarea permanente que llevamos a cabo, un programa sostenido en el tiempo que no se basa en captaciones aisladas sino en el seguimiento de las pacientes” expresó el ginecólogo y añadió: “Si, como en este caso, prevenimos con la vacunación, y después, cuando comienzan a tener relaciones, les sumamos los papanicolau, vamos por el buen camino”

Según Oviedo, desde el inicio del programa ha crecido en la población la conciencia e información sobre la importancia en los cuidados de la salud reproductiva: “Cuando comenzamos, nuestra captación era tener un control ginecológico al día para poder otorgar un anticonceptivo. Era, entre comillas, buenamente impuesto. Hoy la paciente viene por voluntad propia, consulta, propone diferentes opciones y comienza a tener más interacción con el centro de salud”.

De todos modos, aclaró el profesional, los avances son paulatinos y requieren un constante “trabajo de hormiga”. “En el mes de la mujer debemos insistir en que sigan asistiendo a los centros de salud y en la gratuidad de los métodos anticonceptivos. Están disponibles todos los efectores con ginecólogos y hay que aprovechar esos recursos que están al alcance y son gratuitos”, enfatizó.

El Programa de Salud Reproductiva está integrado por tres ginecólogos, patólogos, una obstetra y el plantel de enfermería, cuya labor es fundamental en el control y la entrega de los anticonceptivos.

Los profesionales trabajan en interrelación constante con los efectores provinciales de la zona -Granaderos a Caballo y Eva Perón- a los que derivan los casos de mayor complejidad. Por su parte, el Estado Nacional suministra todos los métodos anticonceptivos, mientras que el Municipio se encarga tanto del sostenimiento del personal médico, como de la habilitación de los estudios especiales que no son cubiertos por ningún hospital público.