Sin categoría

Iluminan el circuito vial de barrio Escalada

El intendente inauguró nueve cuadras de alumbrado en las calles William Morris entre Santiago del Estero y Juan Manuel Rosas, Salta entre Fray Peña y William Morris, y Juan Manuel Rosas entre William Morris y Urquiza. Además se instalaron luminarias en la nueva rotonda de bulevar Urquiza. “Cubriremos toda la ciudad”, señaló el intendente Raimundo.

Como todos los martes desde hace casi cuatro meses, el intendente Leonardo Raimundo puso en marcha una nueva obra de alumbrado público, que en esta oportunidad abarcó 9 cuadras de barrio Escalada y a la nueva rotonda de bulevar Urquiza y Juan José Paso. Las calles iluminadas fueron William Morris entre Santiago del Estero y Juan Manuel Rosas, Salta entre Fray Peña y William Morris, y Juan Manuel Rosas entre William Morris y Urquiza. De esto modo, se dotó de alumbrado a casi todo el circuito vial paralelo a la vía, diagramado con la pavimentación de varias arterias a partir de la inauguración del tercer acceso a autopista.
“Esta traza se ha convertido en un desahogo enorme para el tránsito de San Lorenzo y, por la seguridad vial y la de los vecinos de la zona, creímos importante brindarle la misma iluminación que en etapas sucesivas llegará a toda la ciudad”, expresó Raimundo en el sencillo acto de inauguración, que se llevó a cabo en la esquina de William Morris y Salta con la presencia de funcionarios y vecinos.
Además, el mandatario aseguró la continuidad del programa de alumbrado público con próximas concreciones en los barrios Mitre, José Hernández y Rivadavia. “A medida que obtenemos la factibilidad eléctrica de la EPE, vamos inaugurando estas obras que son de las más valoradas por los vecinos porque otorgan visibilidad y hacen un importante aporte a la seguridad”, señaló.
En el mismo sentido, el subsecretario Hernán Ore puso de relieve la trascendencia de la obra en términos viales: “Las secretarías de  Gobierno y Obras Publicas venimos trabajando en conjunto para que los vecinos tengan seguridad vial y en sus más amplios aspectos. Una acera bien iluminada no sólo jerarquiza los barrios sino que además evita accidentes”.
Por su parte, Héctor Leonardo, vecino de Escalada, destacó el desarrollo que recientemente ha experimentado el barrio en su patrimonio urbano. “Hace cuatro años esto era tierra de nadie, no había luces ni asfalto y como prometió el intendente, en un año se hizo todo. Lo de hoy es muy importante sobre todo para la gente grande porque las luces dan vida y tranquilidad”, concluyó.