DestacadoGráficasSin categoría

En un año marcado por la pandemia y la crisis económica, en San Lorenzo nunca se pararon las obras

Por diciembre 31, 2020Sin comentarios

Los trabajos incluyeron en distintos barrios tareas de pavimentación con hormigón y asfalto, alumbrado led en calles y plazas, la construcción de cordón cuneta, la ampliación de la red de bicisendas y del Centro Comercial a Cielo Abierto. Al mismo tiempo, desde la Municipalidad hubo un fuerte apoyo a los sectores más perjudicados económicamente por la cuarentena, tales los casos de comerciantes, emprendedores, artistas y deportistas sanlorencinos.

En un año atravesado por las dificultades que provocó la pandemia de Covid-19, la Municipalidad de San Lorenzo profundizó las transformaciones en todos los barrios con la continuidad del plan de obras más grande de la historia de la ciudad. El programa incluyó tareas de pavimentación con hormigón y asfalto, alumbrado led en calles y plazas, importantes intervenciones urbanísticas, la remodelación y el equipamiento de espacios públicos, y el desarrollo de obras en los ámbitos habitacional, educativo y deportivo.

En el marco de un ambicioso programa de infraestructura vial, se pavimentó con hormigón Rioja entre Santiago del Estero y José Ingenieros, de barrio Fonavi Oeste, y en toda la extensión de William Morris, donde también construyó cordón cuneta para eliminar casi un kilómetro de zanjas. Además, ya están en marcha los trabajos previos al hormigonado de Ayohuma entre Misiones y Álvarez Thomas, en José Hernández.

Asimismo, fueron pavimentadas dos arterias clave de José Hernández: Santa Cruz, entre San José y Neuquén, y San José, entre Santa Cruz y Misiones; tramos de Perdriel y Zeballos en el mismo barrio; Fray García, desde Berón de Astrada hasta Alem y Vega, entre Oroño y Falucho, en barrio 3 de Febrero, y Araya íntegra, en Bouchard.

Por otra parte, la Municipalidad concretó una importante obra de enlace al asfaltar la parte final del camino que une a nuestra ciudad con Ricardone, a la que se le asignó el nombre de Gobernador Hermes Binner, fallecido a mediados de este año.

A su vez, experimentó un gran avance el programa de alumbrado con tecnología led, más eficiente y ecológica, con obras en toda la avenida Alfonsín (que une las calles San Juan y ruta A012), en Dorrego entre Catamarca y Oroño; y en diferentes espacios públicos, como la plaza San Martín; la plaza José Camilo Otero, de barrio 1º de Julio; la plaza Alfonsina Storni, lindante con el Centro de Ex Combatientes, el Paseo del Pino y Belgrano entre San Martín y Sargento Cabral.

En materia de urbanismo, la Municipalidad continúa agrandando el Centro Comercial a Cielo Abierto, con el propósito de fomentar la actividad local. En este sentido amplió el paseo hasta calle San Luis hacia el sur, por Doctor Ghio y Riccheri hacia el oeste y ahora prosigue desde Ingenieros hasta 9 de Julio hacia el norte.

Además extiende la bicisenda de Amato Cittadini desde Benielli hasta Estrada y luego entre Benielli y ruta A012. “Hay cuatro barrios que no pueden acceder en bicicleta al resto de la ciudad y con la construcción de esta obra trascendental podrán hacerlo”, explicó el intendente Leonardo Raimundo.

El plan de remodelación y equipamiento de espacios públicos continuó con la incorporación de mobiliario y nuevos juegos en las plazas Hugo Lucero, de barrio Moreno, y Arco Iris, de barrio José Hernández. Además se realizó una importante obra de accesibilidad en la plaza San Martín, con la construcción de una rampa en su escenario.

En el Polideportivo Municipal se construyó una pista de 400 metros de largo para la práctica de atletismo, ciclismo, patín y rollers, y están en ejecución las tribunas en el microestadio del complejo.

“Queremos salir de esta situación sanitaria de la mejor manera: manteniendo los puestos de trabajo, la actividad económica y el crecimiento pese a las grandes dificultades” .

Leonardo Raimundo, intendente

En el último tramo del año se completó la reconstrucción del jardín Virgen Niña, de barrio Fonavi Oeste, incendiado en ocasión de robo, e ingresó en su etapa final la obra para mejorar el servicio de agua potable en Fonavi Oeste, con el recambio de tanques, bombas y cañerías.

En paralelo a todas estas tareas, la Municipalidad entendió la importancia de acompañar a los sanlorencinos más afectados económicamente por la pandemia del Covid-19, muchos de los cuales debieron mantenerse inactivos durante la extensa cuarentena.
A todos, comerciantes, emprendedores y deportistas, entre otros, se los ayudó de diversas maneras. Un claro ejemplo fue lo que ocurrió con la industria cultural, al ponerse en marcha el ciclo Reactivarte, mediante el cual artistas sanlorencinos pudieron mostrar su trabajo con transmisiones en directo por streaming a través de las redes sociales de la Municipalidad.

“Queremos salir de esta situación sanitaria de la mejor manera: manteniendo los puestos de trabajo, la actividad económica y el crecimiento pese a las grandes dificultades”, resumió el intendente Raimundo.

Reconstrucción del Jardín Maternal Municipal “Virgen Niña”, devorado por un incendio a mediados de 2019.
Iluminación con led de espacios públicos y plazas.
Pavimentación de diversas arterias para remover asfaltos en mal estado; en este caso, calle Rioja, en barrio Fonavi Oeste.
Iluminación con tecnología led de la avenida Dorrego, entre tantas otras arterias.
Expansión del Centro Comercial a Cielo Abierto, hacia el norte y hacia el sur, pero también en calles transversales a la avenida San Martín.
Asfaltado del último tramo del camino que une a San Lorenzo con Ricardone.
Pavimentación con hormigón y construcción de cordón cuneta de calle William Morris.