CoronavirusDestacadoGráficasSin categoría

El municipio suministró vacunas antigripales a los geriátricos de la ciudad

La Secretaría de Salud coordinó el trabajo con las instituciones respetando el aislamiento obligatorio. El área municipal ya aplicó 4 mil vacunas antigripales en el marco de un amplio programa de cobertura que incluye visitas domiciliarias para personas que no se pueden movilizar.

Como parte de un amplio programa de cobertura, la Municipalidad de San Lorenzo suministró vacunas antigripales a los geriátricos de la ciudad, para la vacunación de todos sus pacientes.

La Secretaría de Salud y Preservación del Medio Ambiente, a cargo del doctor Mariano Soria, realizó un trabajo conjunto con la dirección general y la dirección médica de las instituciones, a las que les solicitó los datos de los adultos mayores antes de enviarles los kits. Luego las vacunas fueron colocadas por personal de los establecimientos, con el propósito de respetar el estricto protocolo de aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en dichos espacios.

De este modo, la cartera sanitaria de la Municipalidad superó la colocación de 4 mil dosis en toda la población. Se aplicaron en todos los centros de salud de la ciudad, en la Esquina de los Bancos con la presencia del trailer sanitario, en los geriátricos y de forma domiciliaria a mayores de 65 años y a menores de esa edad con factores de riesgo. Del total de vacunados el 30 por ciento correspondió a afiliados de Pami, según consignó un informe del área local.

La vacuna está dirigida a personal de salud, embarazadas (en cada embarazo y en cualquier trimestre de la gestación), puérperas (hasta el egreso de la maternidad –hasta un máximo de 10 días– si no recibió la vacuna durante el embarazo), niños de 6 a 24 meses de edad (son dos dosis, si no recibió dos dosis anteriormente), personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo y mayores de 65 años.

Se coloca para reducir las complicaciones, hospitalizaciones, secuelas y muertes ocasionadas por la infección por el virus influenza en la población de riesgo en Argentina, con el objetivo de lograr coberturas mayores o iguales al 95 por ciento en cada grupo.