Sin categoría

El Municipio intensifica su política de controles

Dos boliches céntricos fueron clausurados al detectarse la presencia de menores en sus instalaciones. Se remitieron 46 vehículos al corralón y un inspector fue embestido por un motociclista que huía de un control.

La política de controles vehiculares y nocturnos ha sido un pilar que la gestión del Intendente Leonardo Raimundo ha sostenido desde su inicio mismo. En tal sentido, la Dirección de Inspección General ha llevado a cabo este fin de semana múltiples operativos, que arrojaron como resultados la clausura de dos boliches por presencia de menores de edad y la remisión de 46 vehículos en los que se registraron numerosas irregularidades.

El cierre provisorio de los locales bailables céntricos respondió a la detección de más de diez menores de entre 15 y 17 años en cada uno de ellos. “Muchas veces los menores echan mano a muchos ardides para entrar y compartir el espacio con los mayores, pero sabemos que esto puede ser usado de una manera intencional y el municipio ha redoblado sus esfuerzos en esta dirección”, expresó el Secretario de Gobierno, Iván Ludueña. Y añadió: “La política de control nocturno va a seguir y no sólo en boliches, sino también en fiestas particulares en clubes o vecinales porque no queremos menores volcados al alcohol”.

Por otra parte, veinticinco motos, veinte autos y una traffic remitidas al corralón municipal fue el saldo que dejó la realización de los operativos de control vehicular este fin de semana. Lamentablemente, un inspector de tránsito fue embestido por un infractor en plena huída.

El empleado municipal llamado Esteban Lencina sufrió lesiones en una de sus rodillas, recibió atención médica de inmediato y se cursó la denuncia policial correspondiente.

“La política de tránsito que ha dispuesto el Municipio por indicación del Intendente tiene ya unos cuantos inspectores lastimados en su haber. Pero al igual que la política en la noche va a seguir inquebrantable porque queremos una ciudad ordenada, que se pueda disfrutar, en la que mayores y menores estén tranquilos en sus respectivos lugares”, culminó Ludueña.