Sin categoría

El Anfiteatro transita la última fase de su construcción

Los trabajos en la reconstrucción del Anfiteatro están llegando a su término. Las obras realizadas en el predio de la aduana vieja ubicada en los márgenes del Arroyo San Lorenzo, en la zona Norte de la ciudad, están transformando la fisonomía del lugar.

Cabe destacar que esta edificación, que data de principios del siglo XX, estaba en ruinas y corría un gran riesgo de derrumbe y se había convertido en espacio abandonado, por lo cual estaba ocupado de manera irregular y se encontraba desperdiciado desde el punto de vista urbanístico.

Según informó el intendente Raimundo durante su recorrido por la obra, esta edificación se remodeló teniendo en cuenta la fachada original y todo lo posible para respetar su patrimonio arquitectónico manteniendo su significación histórica

Los trabajos se dividieron en dos etapas. La primera, ya concluida, consta del anfiteatro con sus obras complementarias: gradas, vestuarios, sanitarios, gran escenario techado, convirtiéndose así en el primero de la ciudad. La obra además, reviste la importancia de formar parte de la recuperación de la costa del Arroyo San Lorenzo, aprovechando a su vez, la pendiente natural que ofrece el terreno.

La segunda etapa consiste en la iluminación de la fachada que ha sido restaurada con un gran trabajo y en el interior del predio se está construyendo una plaza cívica.

De los recursos utilizados para la realización del Anfiteatro, una parte se financia con el aporte del Fondo del Conurbano y el resto de las obras, la plaza y demás obras complementarias se llevan a cabo con fondos genuinos y propios del municipio.

“En estos tres años el municipio no ha sacado un solo crédito para ninguna de las obras que hemos hecho. Que se quede tranquilo el vecino de San Lorenzo que nosotros no hipotecamos el futuro de la ciudad para hacer obras, todo lo que hacemos es gracias al ahorro, al esfuerzo y la austeridad para que el vecino pueda disfrutarlas”, subrayó Raimundo.