Sin categoría

2012, el año en que las dificultades no detuvieron las concreciones

Por diciembre 27, 2012Sin comentarios
A pesar de la desaceleración económica global y los daños ocasionados por los temporales, el Municipio de San Lorenzo cierra un año pletórico de obras e importantes gestiones en todas sus áreas. El balance del Intendente Leonardo Raimundo.

“A pesar del difícil contexto general en materia económica y de las catástrofes climáticas que sufrió la ciudad, este ha sido un año de gran desarrollo para la administración de San Lorenzo”, sintetiza Raimundo consultado sobre el balance de gestión a lo largo del período 2012.
Es que la desaceleración de la economía nacional y la consiguiente baja en la recaudación impactó fuertemente sobre las finanzas de administraciones vecinas y determinó, inclusive, el detenimiento de algunas obras públicas de la órbita del gobierno provincial. A contramano, el municipio ha profundizado este año su plan de obras públicas y ya programa ambiciosos proyectos a pesar de las cuantiosas erogaciones que, a causa de los temporales, debió efectuar este último trimestre.
En este sentido, el municipio no sólo ha debido afrontar múltiples reparaciones, sino que además tuvo que atender a los sectores más vulnerables y debió invertir recursos para paliar la emergencia hídrica y vial que desataron los meteoros del 21 y 28 de octubre.
Si bien las lluvias que se abatieron sobre toda la región frenaron el ritmo de ejecución de obras, 2012 ha sido para San Lorenzo un año pletórico de concreciones en materia de gestión pública.
Se pavimentaron decenas de cuadras en todos los barrios de la ciudad y entre ellas se cuenta nada menos que la Avenida Dorrego, una arteria de central importancia para el circuito vial sanlorencino. Además, se hicieron conexiones a la red cloacal en los barrios José Hernández, Villa Felisa y Capitán Bermúdez y se avanzó en la implementación del Programa Convivir con la colocación de containers para residuos domiciliarios en el centro y algunos distritos de la ciudad. Del mismo modo, experimentó un gran progreso el Programa de Forestación “Tu casa, dos árboles”, que en su última etapa llevó cientos de ejemplares a Barrio José Hernández.
También dio inicio un extenso programa que apunta a la remodelación integral de todos los centros de salud de la ciudad y ya tuvo en el dispensario de Barrio Bouchard su primera concreción plena. Del mismo modo, el municipio ha atendido un déficit histórico en materia de desagües y está ejecutando un importantísimo emisario sobre calle Santiago del Estero desde Dorrego.
Otros trabajos en pleno desarrollo son la pavimentación de ocho cuadras de Ingeniero White, el alcantarillado y hormigoneado de Boulevard Mitre, la realización del Complejo de Piletas del CIC, la remodelación del Parque Evita y, a pocos metros, la ampliación del Parador Turístico Municipal.
Además, para 2013 está previsto un generoso plan de alumbrado público y la pavimentación y construcción de cordón cuneta en 120 cuadras, que habrá reducido a la mitad el número de calles de tierra en seis años de gestión Raimundo.
“El plan de obras no se paró en ningún momento, sólo que, como no se puede trabajar bajo la lluvia, se ha demorado un poco. Así que lo que va a ver la gente en los próximos meses es una gran cantidad de trabajos producto de los que se fueron demorando este año y los que ya están licitados, adjudicados o contratados para el primer semestre de 2013”, expresó el Intendente.
Además, informó que algunas de estas obras estarán íntimamente relacionadas con el Bicentenario del Combate, como la colocación de una estatua ecuestre del General San Martín en la intersección de Avenida del Combate y San Carlos y el emplazamiento de un monumento en homenaje a los excombatientes de Malvinas en las adyacencias del Paseo de la Libertad.
La administración provincial, por su parte, está construyendo el tercer acceso a autopista para tránsito liviano sobre Boulevard Urquiza –que se estima, entrará en funcionamiento en febrero- y está efectuando reformas edilicias en el Hospital Granaderos a Caballo. Las obras de cloacas en Barrio Norte y la construcción del Centro de Salud de Barrio Islas Malvinas se encuentran paralizadas y el municipio está gestionando intensamente su pronta reanudación.
Pero el concepto integral que de la administración de la cosa pública tiene la gestión Raimundo excede ampliamente el plano de la obra pública.
El Área de Atención Primaria de la Salud ha realizado una ingente tarea en la prevención de enfermedades y vacunación y la Subsecretaría de Medio Ambiente ha encarado programas de reciclaje de papel y de disposición final de aceites. Desde la Secretaría de Desarrollo Social se gestionaron un número récord de pensiones nacionales y provinciales y la Subsecretaría de la Producción otorgó microcréditos que han financiado importantes emprendimientos productivos.
Además, la actividad cultural, deportiva y educativa ha sostenido su incesante crecimiento desde el año 2007, con múltiples eventos, que aunque han tenido como epicentro al Centro Cultural, también se han trasladado a las vecinales y polifuncionales de los barrios.
Ninguna de estas acciones de gobierno sería viable sin el trabajo comprometido de los trabajadores municipales y es por ello que el gobierno ha proseguido su plan de regularizaciones laborales, con un promedio de cinco efectivizaciones por mes. “Los salarios los tenemos al día, cumplimos rigurosamente con los aumentos acordados en paritarias y somos uno de los municipios que primero pagó el aguinaldo”, expuso el primer mandatario local.
Claro que todo esto demanda la administración austera y responsable de los fondos del Estado, caracterizada por rigurosos mecanismos de control interno, la real competencia entre prestadores de obras y servicios y la divulgación periódica de la información pública contable.
“Somos una administración saneada y que sigue realizando a pesar de los contratiempos. Este era el sentido progresivo y progresista que le propusimos a la gente cuando nos postulamos hace ya cinco años”, culminó Raimundo.