DestacadoSin categoría

San Lorenzo comenzó un año de obras históricas

En esta nota, un repaso de las acciones que se concretarán en los próximos meses en la ciudad, como la jerarquización de la avenida San Martín, el alumbrado de 170 cuadras en todos los barrios, la continuidad del programa de desagües más grande que se hizo hasta el momento y la ampliación del bulevar Urquiza, entre otras. “En San Lorenzo se realizan obras todo el año, todos los años, independientemente de que haya o no elecciones”, resaltó el intendente Raimundo.

El año que terminó fue para la Municipalidad de San Lorenzo prolífico en concreciones, pero también en gestiones y proyecciones que se verán materializadas durante este 2017. A pesar de las dificultades económicas que atraviesa el país y la región, la administración local realizó importantes obras de infraestructura y sentó las bases para proyectos de carácter histórico, algunos de los cuales ya comenzaron a ejecutarse.

Tal es el caso de la remodelación integral del tramo céntrico de la avenida San Martín, entre San Juan y Entre Ríos, que dio inicio con la remoción de las veredas para su recambio en el cruce con 3 de Febrero. Para fortalecer el sector comercial local, el municipio invertirá 17 millones de pesos en la renovación del alumbrado público y la instalación de mobiliario urbano de última generación.

Además, se alumbrarán 170 cuadras en todos los barrios de la ciudad y serán asfaltados diferentes tramos de las calles Araya, Márquez, Braille, Corrientes, Francia, España, Italia, Uruguay, Fray García, Escalada, Casilda, Rivadavia y Vergara, entre otras.

La puesta en valor de los espacios públicos locales continuará siendo política de Estado para el municipio con la instalación de dos modernas fuentes en la plaza Ovidio Lagos de barrio San Martín, en plena ejecución, y en el Pulmón Verde de barrio del Combate, que arrancará en poco más de un mes. Del mismo modo se efectuará la completa refacción de la plazoleta Riccheri, ubicada frente al Palacio Municipal

También se le dará continuidad al programa de desagües, que ya registra una decena de obras de envergadura en varios sectores de la ciudad. En aproximadamente dos meses finalizarán los trabajos en el emisario Urquiza, que tendrá un considerable impacto sobre la zona céntrica de la ciudad, y en el ducto paralelo a calle Cervera, que mitigará los anegamientos en los barrios Villa Felisa y José Hernández.

El miércoles 1º de febrero se abrirá la licitación para la segunda etapa de la obra de remodelación de bulevar Urquiza, entre las vías del ferrocarril Mitre hasta la autopista. Los trabajos consistirán en el ensanche de la calzada, la construcción de cantero central, la realización de una bicisenda lateral y el entubamiento de las zanjas de la vereda norte.

Este año también comenzarán a cristalizarse obras gestionadas por el municipio ante esferas superiores del Estado. Tal será el caso de la extensión del acueducto Gran Rosario a San Lorenzo, que le permitirá a la ciudad mejorar la calidad y la presión del servicio de agua potable. El proyecto, que tendrá un plazo de ejecución de 24 meses, contempla el tendido de un ducto desde Capitán Bermúdez, la construcción de una cisterna y de una planta de bombeo.

Del mismo modo, comenzará la etapa domiciliaria de las cloacas de zona norte, donde ya se han realizado las obras estructurales, consistentes en la planta elevadora, la colectora y el ducto de impulsión. En primer término, los trabajos se realizarán en la mitad este del área no servida de barrio Díaz Vélez, que comprende aproximadamente 20 cuadras.

También se le dará continuidad a la refacción integral del Hospital Granaderos a Caballo con la realización de una “obra fuelle” que permitirá conectar los nuevos consultorios externos sobre calle Colón -cuya infraestructura básica ya ha sido edificada- con el interior del nosocomio. Luego se emprenderá el tramo final, con los cerramientos, las instalaciones, la mampostería y la pintura; trabajos que totalizarán una inversión de 56 millones de pesos.

En abril próximo estará en curso el proceso licitatorio para la reconstrucción del Paseo de la Libertad, por lo que antes de fin de año comenzarían las obras que financiará el gobierno provincial.

En diálogo con medios de prensa, el intendente Leonardo Raimundo destacó el carácter continuo de la ejecución del plan de infraestructura: “En San Lorenzo se realizan obras todo el año, todos los años, independientemente de que haya o no elecciones. Como lo demuestra el gran despliegue realizado durante 2016, el único objetivo que persigue este gobierno es mejorar la calidad de vida de los sanlorencinos”.

Además, el mandatario sostuvo que la mayor parte de los trabajos realizados y proyectados cuentan con financiamiento municipal: “Son obras sin costo para el frentista que realiza el municipio sin tomar un peso de crédito. Muy por el contrario, seguimos desendeudando al Estado municipal de compromisos que dejaron gestiones anteriores”, concluyó.